viernes, 7 de julio de 2017

"THE MASK" / "LA MÁSCARA" (1961)




Cartel de la película...













SinopsisMike, un brillante arqueólogo, se suicida como consecuencia de la obsesión que tiene con una máscara de ritual indio. Antes de morir, envía el objeto a su psiquíatra, este se entusiasma con el primer sueño que le proporciona la máscara y pretende utilizarla para penetrar en el subconsciente.





CalificaciónDirigida por Julian Roffman. Guión de Frank Taubes, Sandy haver, Franklin Delessert y los pasajes de los sueños guionizados por Slavko Vorkapich. Interpretada por: Paul Stevens, Claudette Nevins, Bill Walker, Anne Collings, Martin Lavut, Leo Levden, Norman Ettlinger, Bill Brydon, Jim Moran, Eleanor Beecroft, Ray Lawlor, Rudi Linschoten, Steven Appleby, Alfie Scopp, Paul Elsom.     





Producida por Beaver-Champion Attractions / Taylor Roffman Productions.




La música corre a cargo de Robert O. Ragland. La banda sonora es un gran acierto sobretodo porque está cargada de sonidos oníricos y espectrales que aportan una ambientación insana, lúgubre y tétrica, que nos ubica de una manera perfecta a través de las sensaciones que percibimos por mediación de la máscara. 






La cinta narra la historia de Mike un brillante arqueólogo que se suicidará por causa de la obsesión que tiene hacia una máscara. La máscara es una máscara de un antiguo ritual indio. Antes de morir, enviará el objeto a su psiquíatra, este se entusiasmará con la misma desde el primer instante que se la coloca en su cara, puesto que le proporciona un viaje aterrador y pretende utilizarla para penetrar en el subconsciente y utilizarla el mismo como conejillo de indias, para sus experimentos científicos.





La atracción de la máscara hacia el que la utiliza, le altera el subconsciente al instante: Un mundo onírico lleno de muertos vivientes, una calavera como dios supremo que lanza constantes y permanentes rayos, ataúdes, barqueros, oscuridad, avernos...todo un mundo paralelo que hace que el que la utilice sienta una atracción brutal de matar y sobretodo anular su voluntad. De hecho en el filme durante un pasaje se comenta que ya en tiempos remotos las máscaras se creían que de algún modo, poseían el alma del individuo. (Cosa plasmada a la perfección en la cinta).





Dicha máscara primero caerá en las manos de un brillante arqueólogo, que padecerá sus males muy de cerca. De hecho al final de sus días la enviará a su psiquíatra (a modo de regalito macabro), que también sentirá la maldición de la misma muy de cerca. 






Estamos frente a una cinta oscurísima por su temática, su contenido onírico y sobrenatural, sus efectos psictrónicos en 3D. Un filme de culto por derecho propio.

   




Viva el mal...






Una película que está cargada de elementos 3D sobretodo en los fragmentos más oníricos y sobrenaturales, cosa que considero que es un gran acierto, para hacer énfasis en dichos aspectos. De modo que se crean unos pasajes sin igual, cargados de un imaginario de terror sin límites. 






Cabe destacar que se  utilizan planos muy repetidos de la máscara lanzando rayos por sus ojos, cosa que hace que el filme tenga un cierto componente subliminal , perturbador y pesadillesco, que es de agradecer. 


 




3D a gogó...



Encapuchados, calaveras, muerte y caos...







La dirección corre a cargo del realizador Julian Roffman que también ha dirigido el corto documental "And so they live" (1940). Asimismo también ha dirigido la cinta de crímenes "The bloody brood" (1959) y también el filme que nos ocupa. 





Cabe destacar que la cinta "The mask" (1961)  y Bloody Brood" (1959) fueron producidos por Julian Roffman.  En el campo de la producción también destacamos otros filmes como: El musical "Sarumba" (1950), en coproducción "Berlín cita con los espías" (1965), el drama "Explosion" (1969), y los thrillers "El rastro" (1973) y "The Glove" (1979).




Asimismo ha trabajado como guionista en las tv movies: "Los colores del amor: El café rosa"  y "Shades of love: The Garnet Princess" ambas de 1987.





Como reza el filme: "Puede poner en trance hipnótico a quién la usa, obligándole a cometer actos violentos"








Una película oscura que es toda una joya...




¿Póngase la máscara...?






En relación a los actores decir que se realizan unas interpretaciones altamente convincentes que junto a una ambientación sonora sublime y una atmósfera inquietante, la elevan a pieza de culto de un modo automático e instantáneo. Asimismo la película muestra a la perfección los diferentes escenarios de la acción con gran detalle: los museos, la consulta del psiquíatra, entre otros. 





La escena más aterradora es cuando la máscara, le ordena que se la ponga a las palabras de: ¿Póngase la máscara? una y otra vez, a modo de voz en off. Una vez puesta el trance hipnótico entra en marcha a través de unos espirales psicotrónicos, que conducen a un valle de mal y desolación plagado de sacrificios humanos, barqueros, abismos y todo tipo de seres espectrales. Todo un viaje hacia la maldad, más primigenia.






La cinta está editada en edición limitada alemana, la cual tiene también audio inglés. También hay otra edición por ahí que incluso incluye gafas 3D (alucinante), es región 1.












Los fx son puramente artesanales, personalmente la creación de la máscara ritual tan tétrica y enigmática, junto con las escenas relativas al viaje iniciático al ponerse la máscara, de lo mejor cito de la cinta. Una recreación magnífica.









Espectros...






Una película de culto a descubrir cargada de espectros, máscaras a gogó, investigación criminal, sacrificios humanos, museos y mucho humo. Una joya a descubrir, que necesita una exhumación urgente. Estáis avisados.  Muy recomendable. 












Escena interesante...


video










Viaje psicodélico de la máscara...

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario