jueves, 9 de mayo de 2013

TRÁGICA CEREMONIA EN VILLA ALEXANDER-Estratto dagli archivi segreti della polizia di una capitale europea (1972)

Diferentes carteles de la película...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Maldita Bricomanía...
 
 
 
 
Diferentes ediciones en DVD de la película...
 
 
 
 
 
Banda sonora de la película...
 
 
 
 
 
¿Sabes que está maldito el collar de marras?
 
 
 
 
Malditos boquerones...
 
 
 
 
Te voy a poner tres velas blancas...
 
 
 
 
No tenemos dinero para gasofa, iremos en Troncomovil...
 
 
 
 
Pedazo ceremonia que me voy a pegar...
 
 
 
 
Por la gloria de los fósforos yo te invoco...
 
 
 
 
 
Madre mía que colocado voy de peta zetas...
 
 
 
 
 
Gracias a los centros dentales, he vuelto a sonreír...
 
 
 
 
 
 
 
 
Sinopsis: Al estallar una tormenta, cuatro jóvenes excursionistas se refugian en una misteriosa villa. Los propietarios les ofrecen las habitaciones de los criados, pues esa misma noche esperan a unos amigos. Llegan los invitados y comienzan a celebrar una especie de misa negra y eligen como víctima una de las excursionistas. Sus compañeros intentarán liberarla, pero no es tan fácil huir de una secta satánica.
 
 
 

 

 

 
Calificación: Dirigida por Riccardo Freda ("La iguana de la lengua de fuego", "Entre las redes"...) Guión de José G. Maesso, Mario Bianchi, Leonardo Martín. Música de Stelvio Cipriani. Fotografía de Francisco Fraile. Productora: Coproducción Italia-España; Produzioni Internazionali Associate (PIA). Intérpretes: Camile Keaton ("Trágica ceremonia en Villa Alexander"), José Calvo ("El huerto del francés", "El sol bajo la tierra"...), Luciana Paluzzi ("Batalla más allá de las estrellas", "La ciudad de oro del capitán nemo"...), Luigi Pistilli ("Milán calibre 9", "La cola del escorpión"...), Máximo Valverde, ("Bermudas: La cueva de los tiburones", "La violación de la señorita Julia"...), Tony Isbert ("Nadie oyó gritar", "La saga de los Drácula"...)
 
 
 
 
 
 
La trama de la película consiste en que una pandilla de jóvenes excursionistas (bastante hippies para más señas) debido a que su automóvil se queda sin gasolina, irán a repostar gasolina a un inquietante gasolinero que no les quiere vender gasofa, puesto que no llevan efectivo. Acto seguido puesto que se avecina una fuerte tormenta, se refugiarán en una siniestra y misteriosa mansión. Los propietarios de la misma les ofrecen las habitaciones de los criados, puesto que esa misma noche tienen invitados. (Dicho propietario afirma con rotundidad "La hospitalidad es sagrada" toda una declaración de intenciones). Una vez llegados los mismos, comenzarán una especie de misa negra, y elegirán como víctima a una bella joven excursionista (compañera de nuestros hippies protagonistas). Finalmente sus compañeros querrán liberarla, pero no será tan fácil liberarse de las guerras del mal.
 
 
 
 
Cabe decir que dicha pandilla está presidida por  Bill (Tony Isbert), un joven de clase alta con una vida muy acomodada, y tiene todo lo que una persona puede soñar dinero, posesiones, infinidad de motos, coches, y sobre todo mucho papel. Como anécdota Bill le regala un viejo collar de perlas a su madre, que las compró a un anticuario que parece ser que perteneció a una vieja que se volvió loca poseída por el demonio, porque ella actuaba por mediación de las perlas, y un médium decidió exorcizarla. Cuando el hijo se lo cuenta a la madre, se queda a cuadros por tan delirante historia, y lógicamente decide no quedárselo. ¿Simpático regalo verdad?
 
 
 
 
 
Es entonces cuando sorprenden a la secta en plena sacrificio humano, justo en el momento de clavarle la daga, e iniciar el ritual macabro, entra en acción Bill que  junto a un par de amigos más intentarán detenerla. Van a buscarla debido a que su amiga  Jake, no regresaba desde la llegada a la mansión. En un forcejeo en el cual se bate Bill y una integrante de la secta, nuestro protagonista logra matarla, y de este modo emprenden la huida de la lúgubre mansión, hacia una libertad inmediata.
 
 
 
 
 
 
Cabe decir que en dicha orgía macabra, una vez se producen los terribles acontecimientos, unos se comienzan a matar a otros, en una casquería Slasher, un tanto gore sin precedentes, cabezas cercenadas en canal, unos que se matan a otros, chorros de sangre sin ton ni son, disparos, gritos, mareos a gogó, vamos el fin del mundo, dentro de cuatro paredes. En dicha escena se recrea a la perfección las alucinaciones que parecen tener nuestros protagonistas, todo ello mediante una utilización efectiva de la cámara, psicodelia psicotrónica pura. Fijaros si hay descontrol en la escena, que hasta al final uno se tira por la ventana todo fuera de sí. Una escena sin duda de las mejores del film.
 
 
 
 
 
Debido a dicha muerte Bill estará atormentado, ya que el ha sido el autor material de dicho magnicidio, seguidamente  se encerrarán todos en la casa del joven millonario. Pero a la extraña madre de Bill no le hará gracia que ellos pernocten allí, y les dará dinerito para que se vayan a un hotel.
 
 
 
 
 
Los efectos especiales de la película son bastante primarios, no obstante cumplen su misión a la perfección, cabe destacar por encima de todo la cara de Bill (Tony Isbert) una vez la palma que se queda totalmente azul, pueden haber varias hipótesis al respecto: Se haya tragado todas las temporadas de los pitufos, o que de la sangre azul que tenía al morir le haya brotado hacia el cerebro. Observar la cara que parece que está pintada con Titanlux, no tiene precio. Entre el rubio oxigenado y esa cara azul, parece que ha estado tomando el sol en Chernóbil. Pobre hombre.
 
 
 
 
Destacaremos por encima de todo la escena del ritual satánico porque es de una gran fuerza visual, esas cabezas abiertas en dos, ese descontrol de caos y destrucción en tan poco tiempo, te deja si más no perplejo. Sin olvidar la escena de cuando Máximo Valverde va a besar a Jake (Camille Keaton), y al volverla a mirar tiene la cara desfigurada es bastante impactante, y demoledor. Mientras el huye despavorido con su motocicleta, al mismo tiempo que su mente se va recreando la cara terrorífica, que ha visto hace un instante.
 
 
 
 
 
La ambientación del film transcurre entre la villa de nuestro protagonista Bill, y Villa Alexander donde se realiza el ritual satánico. La atmósfera del film es muy insana y no deja un momento de respiro, no deja nada al azar. Cuando parece que todo está arreglado, da un giro el film, y todo se decanta hacia el lado más siniestro.
 
 
 
 
 
Esta película tiene una inspiración Slasher y Giallo bastante interesante. Esas atmósferas cargadas, los asesinatos, las tensiones sexuales, lo onírico, la crítica social que está muy presente durante el film. Una atmosfera perfecta para un film, realmente extravagante.
 
 
 
 
 
La música juega un papel muy decisivo en el film creando el clímax perfecto, que conjuga a la perfección con cada escena. Tiene un corte clásico arrebatador, un órgano que va marcando la pauta, cargado de un goticismo sin límites.
 
 
 
 
En resumen una película altamente recomendable por su ambientación realmente exquisita, un elenco de actores de gran calidad, unas localizaciones muy acertadas, una tensión e intriga constante, oscurantismo gótico, estados alterados de conciencia, Satán... Una rara avis del cine Español que merece la pena recuperar. Podemos afirmar con total seguridad que no estaríamos hablando de ninguna obra maestra, no obstante resulta una película interesante para que forme parte de vuestra videoteca personal.
 
 
 






Aquí os dejo el tráiler de la película...



2 comentarios: